Prosa – Vivo estás

Hoy estoy más prosaico que poético, pero me salió esto. Tienes que imaginar que eres María Magdalena, prostituta perdonada que vio morir en la cruz a su salvador y mejor amigo. Quiero expresar sus sentimientos cuando vio a Jesús resucitado después de tres días en la tumba. ¿Cómo se tuvo que sentir?
Primero cómo se sintió cuando murió, luego la alegría de verle y finalmente una declaración de quien es


Vivo estás
—————–
¿Quién sino tú podría respirar
y dejar un rastro de galaxias
y aun así soñar conmigo?

¿Qué clase de amor es este que está
escribiendo mi historia hasta el final
con una pluma de misericordia?

¿Qué clase de rey elegiría usar
una corona que sangra y deja cicatrices
para ganarse mi corazón?

¿Qué clase de amor me dice
que yo soy la razón por la que Él
no puede quedarse dentro de la tumba?

Tú. ¿Eres tú? De pie ante mis ojos
cada parte de mi corazón llora

¡Vivo estás! ¡Vivo estás!
Mira lo que ha vencido la misericordia
La muerte ha perdido y el amor ha ganado
¡Vivo estáss! ¡Vivo estáss!
Aleluya, Señor Resucitado.
El único a quien me arrodillo
Quiero ser solo tuya porque vivo estás.

¿Quién podría hablar y enviar
a los demonios de vuelta de donde vinieron
con solo su nombre hacer resonar?

¿Qué otro corazón se dejaría quebrantar
cada vez hasta que sanara el mío?
Sólo tú podías convertir mi oscuridad en amanecer
correré fijo y directo a tus amantes brazos

¡Vivo estás! ¡Vivo estás!
Mira lo que ha vencido la misericordia
La muerte ha perdido y el amor ha ganado
¡Vivo estáss! ¡Vivo estáss!
Aleluya, Señor Resucitado.
El único a quien me arrodillo
Quiero ser solo tuya porque vivo estás.

Emmanuel, el Rey prometido
El bebé que hizo cantar a los ángeles
Hijo del Hombre que caminó con nosotros
Sanando, respirando en nuestro polvo

El autor de toda la historia
la respuesta a todos los misterios
El Cordero de Dios que hizo rodar
La piedra delante de cada tumba

¡Vivo estás! ¡Vivo estás!
Mira lo que ha vencido la misericordia
La muerte ha perdido y el amor ha ganado
¡Vivo estáss! ¡Vivo estáss!
Aleluya, Señor Resucitado.
El único a quien me arrodillo
Quiero ser solo tuya porque vivo estás.

Comentarios

  1. Chris

    Gracias por compartir esas frases. El texto me parece muy muy cerca a los pensamientos de una mujer como Maria Magdalena o como yo que ha descubierto y sigue descubriendo lo que es el amor de Jesus.
    Que típo de amor es capaz de sanar un corazon roto? Que típo de amor derriba y reconstruye?
    No puede ser un amor humano. No es suficiente la mirada hacia la belleza de un arbol o de un atardecer. Este amor viene desde el corazon, desde el centro de Dios mismo. Es deslumbrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.